CERTIFICADOS:

         

Tratamiento de agua de las calderas

Las aguas utilizadas en procesos industriales necesitan ser tratadas  para mejorar los procesos de lavado y para evitar corrosión y depósitos de cal en calderas, tuberías, y elementos metálicos en contacto con estas aguas o con su vapor. De esta forma, prolongamos la vida de tuberías y otros equipos.

Mediante un tratamiento de acondicionamiento se eliminan gases contaminantes tanto solubles como en suspensión y se ablandan las aguas para facilitar la disolución de jabones en procesos de lavado y evitar las incrustaciones de cal generadas por calcio y magnesio, que atascan tuberías y disminuyen el rendimiento de calderas, tanques, y equipos.

Con nuestro producto BOL-AQUA 41, evitamos las incrustaciones y conseguimos mantener limpias las superficies de las calderas a través de la purga.